Claves para sacar el máximo rendimiento al entrenamiento

1726

Claves para sacar el máximo rendimiento al entrenamiento

Cuando te enfrentas a una mala racha después de haber conocido las buenas sensaciones del entrenamiento y/o competición, suele ser un trago muy difícil de digerir. Esto es válido para amateurs que estén iniciándose y tengan algún plan de acondicionamiento físico general como para atletas competitivos que lo dan todo en cada sesión.

Todo runner, triatleta o deportista en general, se tendrá que enfrentar a esta inevitable situación tras alcanzar un pico o punto de inflexión. ¿Cómo recuperar ese estado de forma o esas viejas sensaciones?

Gran parte de esto, está en la mente amigos. Si trasladas tu mente por tu instante a esos momentos Top, intentando reproducir situaciones, charlas con otros compañeros, instantes de la carrera, la euforia de llegar a la meta y compartirlo con tu equipo, la ropa que usabas por aquel entonces y ahora no te entra, ¿qué se siente?.

Sí añoras esos momentos y te gustaría volver a sentirlos y que formen parte de tu vida de nuevo, algunos puntos que podemos revisar son:

1º Pasión y diversión

Lo que te llevó a estar en el mejor estado de forma que recuerdas, fué que lo hacías con pasión y que además, era divertido. Sufrir entrenando era divertido. Los retos y la superación son parte de la diversión, si lo haces con pasión.

La pasión es un poderoso combustible que hace construir campeones. Corredores de 60 años que ahora mismo están ganando en sus circuitos desde máster 50, y hacían 20 que no practicaban deporte, están en su cima particular por que entrenan con pasión. Triatletas sin recursos que están empezando desde cero son máquinas por que se dejan la última gota. Duatletas de 40 años ganan pruebas a chavales de 20 por que les mueve otro sentimiento. Y así podría seguir.

Lo que te llevó a sentirte pletórico fue un estado general de emoción y sentimiento de estar muy agusto. Busca el origen de esto. Fue un nuevo equipo, nueva gente que conociste, un deporte nuevo que comenzaste a practicar y te llamó tanto la atención que no podías vivir sin el. Retrocede en el tiempo, e intenta encontrar estos nuevos estímulos en el escenario actual. Busca un nuevo grupo de trabajo, un nuevo entorno, una nueva meta y ve poco a poco, sintiendo la sensación de que vas superándote.

Regla nº1 = pasión y diversión.

2º Confianza en ti mismo

El nivel de rendimiento va de la mano de la confianza en uno mismo (cuidado no confundir confianza con arrogancia). Se pasan muchas horas entrenando y la confianza en uno mismo es lo que bajo presión, el día de la carrera, va a ser un plus que marque diferencias. Si estás en una mala racha, la auto-confianza es un ingrediente necesario para evitar una caída. Cree en ti mismo y ten la confianza de que volverás a alcanzar las metas anteriores. Lo lograste una vez y sabes como volver a hacerlo.

Tu eres tu principal rival. Olvídate de los demás.

3º Concentración

Una buena aptitud y unos objetivos claros a varios niveles (descanso y nutrición) deben llevarte a un estado de concentración máxima cuando entrenes. Si tienes la mente en 300 problemas, no vas a rendir. El estado mental es fundamental para alcanzar un estado físico pletórico. Retrocede a tus mejores tiempos y recuerda en que tenías la mente. Estabas concentrado en lo que hacías. Vuelve a tomarte en serio el entrenamiento. Seguro que merendabas x e y antes de correr, seguro que cenabas bien después de una dura sesión y pongo la mano en el fuego a que en cada entreno te dejabas de tonterías y entrenabas concentrado. Sin importar el nivel.

No te equivoques, tu mejor nivel coincidió con una actitud militar en tus entrenos.

4º Un nuevo desafío

Si vuelves a divertirte entrenando, están recuperando la confianza en ti mismo y vuelves a entrenar serio, concentrado, es la hora de comenzar a pensar en un nuevo desafío.

Los desafíos excitan. Diseña un plan a largo plazo. Traza un plan maestro. Aquí se requiere de inteligencia para no caer en errores de cálculo que supongan frustación. Recuerda que tu mejor nivel, la mejor prueba que hiciste, fue tras meses de entreno, decenas de pequeñas pruebas populares en las que ibas superando…no fue de la noche a la mañana.

5º Sensación de relajación

Todo lo anterior van a acabar llevándote a un nivel en el que vuelvas a sentir alivio tras un duro entreno. A sacar una sonrisa cuando tengas agujetas hasta en las orejas. A sentir una paz total cuando descanses tras una jornada en la que te has superado.

Estar en el sofá, relajado, pensando en lo bien que te sientes por ese Fartlek con tus nuevos compañeros, en esa sesión de natación que ya ni recordabas…. significa que una pequeña máquina está creciendo de nuevo en ti. Y que todo vuelve a encajar.

Espero que sirva!

Quizás puede interesarte: Razones por las que no estás perdiendo peso

Comentarios