El poder del inconformismo

1184

“Nunca pares nunca te conformes hasta que lo bueno sea mejor y lo mejor sea excelente”

 

¿Qué es el inconformismo?

El inconformismo es la actitud de una persona que no se conforma fácilmente con una circunstancia determinada, especialmente cuando es impuesta o injusta. Es decir, podríamos decir que el inconformista es aquella persona no acepta los valores, las normas, y los modelos de conducta de la sociedad en que vive.

El éxito deportivo de los inconformistas

En la búsqueda del éxito, a nivel deportivo, las personas inconformistas son las que más posibilidades tienen de conseguirlo. Esto es debido a su conducta de no aceptación de su situación presente y de su instinto de ir en contra de lo establecido, lo normal y lo corriente. El ser inconformista no conlleva querer sobrepasar a los demás ni sentirse superior, es un afán de superación propia, una de mejora de uno mismo, aunque es cierto que esta mejora personal puede posicionarnos por encima de otras personas en nuestra disciplina o ámbito pero no es el objetivo principal.

La lucha por la excelencia

Cuando alcanzas un estatus, y eres bueno en algún aspecto, o incluso algunos te consideran el mejor en tu disciplina deportiva surge una pregunta, ¿por qué vas a continuar esforzándote por seguir avanzando? La realidad es que tarde o temprano llegará alguien mejor que nos supere o puede que cambien nuestras prioridades pero hasta entonces queremos seguir siendo el mejor. Esta motivación de mantener nuestro estatus nos embarca en una lucha contra nosotros mismos buscando convertir en excelente lo que considerebas tu mejor versión y hace que nos levantemos cada mañana con la intención de seguir batallando y soñando con superar nuestros logros entrenamiento tras entrenamiento, día tras día y competición tras competición.

Comentarios