¿Es necesaria la suplementación con vitamina D en el deporte?

1699
Sport fitness man push-ups. Male athlete exercising push up outside in sunny sunshine. Fit shirtless male fitness model in crossfit exercise outdoors. Healthy lifestyle concept.

¿Es necesaria la suplementación con vitamina D en el deporte?

El caso de la vitamina D en el ejercicio es de particular interés. Los efectos de esta vitamina sobre en el mantenimiento normal de la homeostasis del calcio-fósforo están fuera de toda duda, además, se ha involucrado a esta molécula en varias funciones adicionales a nivel óseo, incluído: cáncer, diabetes, enfermedad cardiovascular y autoinmune y osteoporosis (Pludowski et al. 2013).

La vitamina D retiene determinadas propiedades antioxidantes y afecta a los procesos inflamatorios e inmunidad, síntesis de proteínas, crecimiento celular y proliferación, y regula la expresión de más de 1000 genes en una variedad de tejidos (Pludowski et al. 2013).

En lo que respecta al estado oxidativo, los estudios experimentales (modelos celulares y animales) indicaron una reducción significativa del daño por estrés y alteraciones cromosómicas por oxidación, así como prevención en el acortamiento de telómeros y la inhibición de la actividad de la actividad telomerasa después del tratamiento con vitamina D (Nair-Shalliker et al. 2012).

Por otra parte, la vitamina D influye en la actividad de la polimerasa poli-ADP-ribosa afectando al ciclo celular para impedir la propagación del daño en el ADN y la apoptosis para promover la muerte celular (Nair-Shalliker et al. 2012). En un estudio in vitro, un análogo de la vitamina D previno el daño neuronal causado por la toxicidad inducida por H2O2 (Tetich et al. 2004). Otros estudios han mostrado que la vitamina D reduce la peroxidación de lípidos y la actividad de SOD inducida en un sistema anti-oxidante hepática en un modelo de rata (Garcion et al. 1999).

Nivel de 25(OH)D o Calcifediol

vitamina d

25(OH) D o Calcifediol, es el parámetro utilizado en laboratorio para estimar el estado de la situación general de la vitamina D (Vassalle and Pérez-López 2013b).

Se sabe que una parte importante de la población mundial es deficiente en este parámetro, cuyos niveles son muy dependientes de la estacionalidad (Shoben et al. 2011, Holick et al. 2011). Existe evidencia de que muchos deportistas presentan deficiencia de 25(OH) D, especialmente aquellos que practican deportes indoor. (Constantini et al . 2010). Esta deficiencia se ha encontrado en deportistas de baloncesto o gimnasia rítmica en Israel o atletas irlandenses, por ejemplo (Magee et al. 2013). Se sospecha por lo tanto, que tanto el entrenamiento exigente en espacios cerrados o épocas de invierno están influyendo en los niveles de 25(OH) D de deportistas.

Otros estudios apuntan a relación entre vitamina D y masa ósea y fuerza muscular (Foo et al. 2009). Puede existir asociación además entre esta vitamina y la potencia muscular, fuerza, velocidad y salto de altura (Ward et al. 2009). Ambos estudios en mujeres adolescentes.

Datos adicionales han evidenciado  que la suplementación con vitamina D aumentó variables significativas relacionadas con la energía, velocidad y salto  (Ward et al. 2010). Por lo tanto, se sospecha de un posible efecto de la vitamina D en la función del miembro inferior a través de mejoras en la eficiencia mecánica del músculo (Ward et al. 2010).

La vitamina D se produce fundamentalmente por exposición de la piel a la radiación ultravioleta (Holick et al. 2011). Sin embargo, la vitamina D también se puede suministrar en parte de la dieta por la ingesta de una cantidad limitada de aliments (por ejemplo, algunos pescados, huevos, champiñones) (Holick et al. 2011). La suplementación es segura, ya que la intoxicación por niveles elevados de vitamina D es rara (Holick et al. 2011).

Quizás puede interesarte:

Vitaminas hidrosolubles: función y fuentes

Vitaminas liposolubles: función y fuentes

Comentarios