El estilo de vida actual hace que estemos sometidos a multitud de factores que pueden dañar nuestras células, tejidos y en definitiva nuestra salud.

Uno de estos factores, va a ser el llamado estrés oxidativo. El estrés oxidativo es un desequilibrio causado por la acción de los radicales libres, que son moléculas pro-oxidante muy reactivas producidas durante reacciones metabólicas de nuestro propio organismo y que van a reaccionar con biomoléculas como proteínas, lípidos y ácidos nucleicos (ADN), causando daños en diferentes tejidos, llegando incluso a ser causa de algunas enfermedades.

Para defendernos de la acción de estos radicales libres, el organismo cuenta con mecanismos de defensa como son las enzimas antioxidantes, pero estas no son suficientes por lo que es necesario la ingesta de antioxidantes de origen dietético mediante el consumo de alimentos ricos en los mismos.

Los antioxidantes dietéticos pueden ser definidos como moléculas de origen natural o sintético (suplementos) capaces de prevenir o retardar la oxidación de otras moléculas. Estos antioxidantes los vamos a encontrar principalmente en alimentos de origen vegetal tales como frutas, verduras, hortalizas, frutos secos y aceites vegetales.

Entre los principales antioxidantes dietéticos destacamos:
Vitamina C o Ácido ascórbico: lo encontramos principalmente en frutas ácidas tales como naranja, kiwi, fresas y en algunas hortalizas como el pimiento.
• Vitamina E: esta presente de manera más abundante en frutos secos, aceites vegetales y aceites de oliva virgen extra.
• Polifenoles: son un grupo de compuestos ampliamente distribuidos en alimentos de origen vegetal. Algunos alimentos ricos en polifenoles van a ser: legumbres (flavonoides), té y vino tinto (catequinas), frutas y verduras de color rojizo y morado como remolacha, uvas, fresas, granada y arándanos (antocianinas), cereales (lignanos) y cacao (taninos).
• Licopeno: se trata de un pigmento vegetal con propiedades antioxidantes, responsable del color rojo de algunas frutas y verduras. El tomate es el alimento que contiene mayor concentración de licopeno.

¿Son necesarios los suplementos antioxidantes?
Teniendo en cuenta que siempre debe estar sujeto al consejo de un nutricionista, dependerá si eres un deportista que entrena con un alto nivel de frecuencia e intensidad. En ese caso, si podría ser interesante incorporar suplementos antioxidantes en tu plan nutricional, ya tú producción de radicales libres es mucho mayor al de una persona menos activa.

Estos suplementos puede ser tanto antioxidante dietéticos como vitamina C y/o vitamina E o  compuestos con actividad antioxidante como el ácido alfa lipoico (R-ALA), N-aceitlcisteína (NAC), ubiquinona o coenzima Q10 y S-adenosil-metionina (SAMe).

Comentarios