Nutrición y suplementación en el fútbol

2405

Las estrategias nutricionales son uno de los pilares básicos del rendimiento en el deporte de competición. En el fútbol como en la mayoría de los deportes profesionales, el control nutricional del jugador ha cobrado una gran importancia.

El fútbol requiere un elevado gasto energético producido por las grandes distancias recorridas por los jugadores durante todo el partido y por la necesidad de realizar cambias de ritmos en momentos claves del partido. Las demandas energéticas y metabólicas de los jugadores de fútbol durante los entrenamientos y los partidos varían a lo largo de la temporada, varían según los niveles de competición y según las características individuales de los jugadores

Principalmente la dieta de un futbolista debe ser ricas en carbohidratos (60% de calorías totales) y también contener unas cantidades idóneas de proteínas (15-20% de calorías totales) y grasas (25-30% de las calorías totales).

Es muy importante hacer una buena planificación nutricional previa al partido para obtener un máximo rendimiento en el campo de juego. Las horas previas se debe consumir una dieta rica en carbohidratos, moderada en proteínas y bajas en grasa, ¿pero por qué? Muy sencillo, para afrontar un partido de 90 minutos en el que los jugadores van a estar en continuo movimiento y realizando cambios de ritmos necesitamos tener las reservas de glucógeno muscular completas por lo que en la dieta previa al partido debe basarse en alimentos como pasta, arroz blanco, pan blanco, miel y frutas ricas en carbohidratos que nos aporten esos carbohidratos que rellenaran las reservas de glucógeno muscular.

También será de vital importancia una buena hidratación durante el partido, realmente hay que decir que el agua por sí solo no hidrata, necesitamos una bebida isotónica y rica en carbohidratos para por un lado, reponer los electrolitos y los fluidos perdidos a través del sudor y así evitar una disminución del rendimiento y posibles problemas musculares, y por otro aportar energía en forma de carbohidratos más sencillos como glucosa, fructosa o sacarosa para conseguir una energía que pueda ser utilizada durante el partido.

Y, ¿pueden usar suplementos nutricionales los futbolistas? La respuesta es SI, siempre cuando sean adecuados y vayan a reportar un beneficio al jugador. Algunos de los suplementos de los que se puede beneficiar un futbolista son:
Bebidas isotónicas: favorece la reposición de electrolitos perdidos, a través de la sudoración, necesarios para una correcta contracción muscular.
Bebidas energéticas: ayuda a la obtención energía aportando los carbohidratos necesarios para mantener el rendimiento durante el partido.
Suplementos proteicos: favorece la recuperación y el mantenimiento del tejido muscular tras los entrenamientos.
Creatina: mejora la fuerza y la potencia de los jugadores.
Cafeína: mejora la resistencia, disminuye la fatiga, y estimula el sistema nervioso central ayudándole a enfrentar los partidos con un mayor enfoque mental incrementando la capacidad de ejecutar sprints.
Antioxidantes: protege a los jugadores de los entrenamientos intensos y de la producción excesiva de radicales libres en el metabolismo.
Suplementos para la salud articular: permiten mantener las articulaciones, ligamentos y tendones en un buen estado aportando nutrientes para su correcto funcionamiento y recuperación.
Betaína (especialmente para los porteros): mejora su flexibilidad, velocidad, fuerza, explosión, coordinación, equilibrio y agilidad.

Y para todos los aficionados al fútbol recordad que hemos abierto una nueva tienda en Sportbests, Soccerbests donde podréis encontrar todo lo necesarios para disfrutar de este deporte: botas, equipaciones, material de entrenamiento, espinilleras, guantes de portero, balones, suplementos específicos…

Soccerbests, tienda especializada en fútbol, fútbol sala y balonmano

Comentarios