Claves para prevenir ritmos lentos en carrera

1588

Claves para prevenir ritmos lentos en carrera

En corredores que llevan un cierto tiempo entrenando, enseguida aparece la cuestión del ritmo de carrera. No eres capaz de bajar el ritmo por kilómetro? Tranquilo, este problema es de lo más habitual.

Te desvelamos los 3 principales problemas que impiden correr más rápido.

1º Estás corriendo demasiado

una vez que el runner está caliente ya no hay quien lo pare. Salir de casa con una misión, “estar el máximo tiempo en el asfalto“, es un estímulo enorme, una sensación que sólo el corredor habitual conoce. Estos entrenamientos lentos, que nos acaban dando tantísima resistencia, también nos vuelven lentos.

Los entrenos rápidos (series) nos preparan para un esfuerzo extremo y llevan al cuerpo a un nivel de estrés más elevado.

Cambiar la forma de entrenar, pasando de un modelo cuantitativo a uno cualitativo, significará mejorar en ritmos, seguro.

Si eres de los que disfrutan estando un par de horas corriendo, haz durante la temporada un planning, alterna largas tiradas con entrenos para ganar velocidad.

2º Falta de progresión

para progresar tendrás que buscar ayuda externa (personal trainer o gente con experiencia= y/o informarte por tu cuenta (tenemos al alcance de la mano múltiples mecanismos para aprender).

En todo ciclo normal de un corredor, el conseguir un buen grado de resistencia está más o menos al alcance de forma autónoma (simplemente, correr muchas horas). Estar arriba en las carreras populares, medios maratones, duatlón o triatlón, es harina de otro costal. Hay que progresar y cuidando mucho que vaya en paralelo a formación y adaptación fisiológica.

Las opciones son infinitas. Lo más seguro, un entrenador que diseñe un trabajo a 6-12 meses vista y te haga llegar a punto de destino sano y salvo.

3º Te haces mayor

es una realidad triste, pero imposible de evitar. El cuerpo humano está humano está en apogeo físico en la década de los 20. Si has pasado de los 30, los tiempos van a ser más lentos. VO2max disminuye con la edad (volumen máximo de oxígeno que consumes por minuto). El sistema circulatorio se vuelve menos eficiente. La testosterona y los niveles de fuerza, disminuyen progresivamente tras cumplir los 40.

Si has sufrido un bajón en los tiempos y estás llegando a los 40, no tienes mucho más que hacer, salvo aceptar la realidad. El salto a carreras en las que prevalezca la resistencia es siempre una opción.

Lo mejor, aceptar la edad en la que te encuentras, adaptar entrenos y tiempos a este factor y disfrutar de cada minuto de entreno.

Nos vemos en el asfalto!

Quizás te puede interesar,

8 consejos para adelgazar corriendo

Por qué muchos Runners no pierden peso?

Ciclo menstrual y running

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here