El café mañanero: mejor un poco más tarde

2450

La gran mayoría de las personas comienzan su rutina diaria con un buen café americano para así empezar el día con más energía y disminuir esa sensación de sueño que tenemos recién levantados. Pero recientes estudios han demostrado que un café en las primeras horas de la mañana puede ocasionar el efecto contrario al buscado.

En primer lugar debemos hablar de una hormona, el cortisol, la cual es responsable de aumentar el estado de alerta del organismo actuando como un despertador biológico intrínseco.

Esta hormona tiene su primer pico de secreción entre las 6 y las 10 de la mañana, en concreto y con más relevancia entre las 8 y las 9, por lo que si tomamos un café en esta franja horaria se reducen los niveles de cortisol ocupando su lugar la cafeína. Otros momentos del día en los que nuestro organismo libera esta hormona van a ser al mediodía, alrededor de la 1 de la tarde y ya entrada la tarde entre las 5 y media a 6 y media. Estos momentos de liberación de cortisol están controlados a través del ritmo circadiano, que es la oscilación de variables biológicas de nuestro organismo durante las 24 horas del día.

De esto, se dedujo que tomar café en estas franjas horarias produciría una mayor sensación de cansancio y una mayor necesidad de seguir tomando café, debido tanto a resistencia creado por nuestro a la cafeína como por la inhibición de la secreción de cortisol.

Por todo esto, se recomienda que si deseas mantenerte con energía y despierto todo el día, los mejores momentos para tomar café van a ser los más cercanos al mediodía entre las 11:30 o las 12 del mediodía o bien a principios de la tarde sobre las 3 o 4 de la tarde, donde los niveles de cortisol no son tan elevados.

Pero el café no solo tiene como beneficio mantenernos despiertos y con energía, otros beneficios de una adecuada ingesta de cafeína van a ser:
• Combatir el dolor de cabeza común.
• Mejorar el estado anímico y mental evitando depresiones.
• Regenerar las zonas del cerebro encargadas de la memoria.
• Regular los niveles de glucosa en sangre.
• Proteger el sistema cardiovascular de la posibilidad de sufrir un infarto.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here