El powerlifting: la fuerza está de moda

1804

A día de hoy, cada vez podemos ver más usuarios de gimnasio entrenando sentadilla, peso muerto o press banca con elevados pesos y a muy cortas repeticiones, un estilo de entrenamiento que se aleja bastante de las típicas rutinas divididas por grupos musculares.

Estas personas realizan este tipo de entrenamientos ya que sus objetivos se alejan bastante de los meros fines estéticos, ellos buscan rendimiento, es decir, mejorar su fuerza y sus marcas, esta disciplina se conoce como Powerlifting.

¿Qué es el Powerlifting?

Es un deporte de fuerza en el que se realizan 3 ejercicios: sentadilla, peso muerto y press banca los cuales son ejercicios multiarticulares básicos que implica el trabajo de grandes grupos musculares. El objetivo del deportista de powerlifting es el de mejorar sus marcas en estos ejercicios, tanto a nivel personal como en competiciones.

A diferencia de la halterofilia, los movimientos de estos ejercicios poseen un recorrido algo inferior. Mientras que en la halterofilia es muy importante la técnica y sobre todo el binomio fuerza-velocidad en el powerlifting es más importante la fuerza máxima.

En cuanto a los entrenamientos, deben estar bien planificados teniendo en cuenta el día de la competición o el día de toma de máximas (día en el que se comprueba el peso máximo que se es capaz de levantar a 1 repetición). Se deben seguir las pautas básicas para una progresión de fuerza continua, en los cuales se aplica unas semanas de acumulación de cargas aumentando series y manteniendo pesos, para seguidamente comenzar con una reducción de series y repeticiones incrementando el peso.

En lo referente a la nutrición, un atleta de fuerza o powerlifter deber llevar una dieta hipercalórica por el gran desgaste y necesidad de energía que requieren sus entrenamientos. Su ingesta de nutrientes debe ser alta en carbohidratos y contener cantidades adecuadas de proteínas y grasas para tener una apropiada recuperación muscular y un estado hormonal optimo, ya que una ingesta de grasa equilibrada es necesaria para mantener niveles adecuados de testosterona, la hormona de la fuerza por excelencia.

La suplementanción deportiva es un apartado a tener también muy en cuenta para cualquier deportista de fuerza, algunos de los suplementos indicados para esta disciplina son:

• Creatina: mejora la fuerza explosiva y la potencia, es un suplemento ideal para deportistas de fuerza que basan sus entrenamientos en un rango de repeticiones de 1 a 5.
• Beta-Alanina: incrementa los niveles de carnosina intramuscular, lo que conlleva una menor fatiga muscular actuando como amortiguador de pH y permite incrementar el volumen de entrenamiento. Se ha demostrado que posee un efecto sinérgico junto con la creatina.
• HMB: presenta propiedades anti-catabólicas y favorece la recuperación.
• Suplementos proteicos: incrementa la síntesis proteica, mejora la recuperación después del ejercicio y permite mantener un balance nitrogenado positivo después del entrenamiento con sobrecarga.

Comentarios