Fitball y Bosu: entrenando en inestabilidad

2716

A día de hoy, cada vez en más gimnasios y centros deportivos encontramos accesorios que nos permiten realizar distintos tipos de entrenamiento a los que podríamos realizar en la sala de musculación. Dos de los accesorios más de moda actualmente son: Fitball y Bosu.

El Fitball es una pelota gigante para entrenar, el uso del fitball en el entrenamiento deportivo se considera como entrenamiento funcional ya que permite trabajar el cuerpo de forma global, por lo que el ejercicio realizado será siempre más completo. Se trata de una actividad “slow gym”o gimnasia suave, aun así permite trabajar todo el cuerpo de forma completa.

832313_fitballLos beneficios de su uso van a ser:
• Mejora el equilibrio y la propiocepción, es decir, el sentido que permite saber cuál es la posición relativa de los diferentes músculos en el cuerpo.
• Permite trabajar el denominado “CORE” (recto abdominal, oblicuos internos y externos, transverso abdominal y músculos de la zona baja de la espalda), por lo que al fortalecer esa musculatura se consigue un mejor control postural y mayor estabilidad del cuerpo.
• Consigue un acondicionamiento físico integral, ya que se trabaja tanto la coordinación, flexibilidad, resistencia y fuerza.

El Bosu, también conocido como Bosu Balance Trainer o Bosu Conditioning, es una semi-esfera de 65 centímetros de diámetro puede utilizarse por ambos lados, es decir, por su parte cóncava, así como por la plana, la cual es antideslizante.

BOSULa clave de este accesorio es el equilibrio, ya que al realizar el entrenamiento sobre una base inestable se consigue la tonificación de un gran número de músculos, principalmente de la zona abdominal.

El entrenamiento con Bosu tiene como finalidad 3 objetivos básicos: el control postural, la mejora cardiovascular y potenciar el equilibrio.

Entre los beneficios del entrenamiento con Bosu destacamos:
• Tonificación global del cuerpo y aumento de la resistencia muscular mediante el fortalecimiento de la musculatura de la zona abdominal y pélvica, piernas, glúteos y espalda.
• Mayor y mejor flexibilidad, estabilidad, agilidad y coordinación.
• Ayuda a la recuperación de lesiones y las evita en la zona lumbar y cervical.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here