Ingesta de sal y función cerebral

1663

Ingesta de sal y función cerebral

Sabemos que la nutrición afecta tanto a nuestra salud psicológica como a la función cerebral, incluyendo nuestra memoria actual y el futuro riesgo de demencia.

La ingesta de sodio, en primer lugar, se va a asociar a una mayor presión arterial. Si tiramos de cualquier estadísitica, actual o pasada, las ingestas recomendas diarias de la mayor parte de la población superan, incluso con creces, la cantidad saludable que debiera ingerirse.

Una presión arterial alta, se ha asociado en muchos estudios con un mayor riesgo de desarrollar demencia, junto con una serie de condiciones físicas tales como insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular, cálculos renales, cáncer de estómago y más.

Múltiples estudios han demostrado también conexiones directas entre el consumo de sal y cognición. Por ejemplo:

a) Un estudio en Journal of Nutrition for Gerontology and Geriatrics, concluye que los hábitos alimenticios saludables, son definitivos para reducir el impacto de la insuficiencia cardíaca en la cognición. También señaló que un elevado consumo de sal se correlacionó con una peor salud cognitiva.

b) En ratas de avanzada edad, con dieta alta en sodio, además del aumento destacado de presión arterial se encontró claro empeoramiento de la memoria a corto plazo.

c) Ratones que fueron alimentos con dietas altas en sal, no sólo disminuyeron en sus habilidades de memoria espacial, también desarrollaron signos de mayor estrés oxidativo, aspecto que se ha asociado a la enfermedad de Alzheimer, entre otras del hipocampo del cerebro.

d) Neurobiology of Aging, publicó un estudio en el que el objeto de estudio fue estudiar la asociación entre consumo de sal y sedentarismo en adultos mayores. Al cabo de 3 años, los resultados fueron interesantes: sujetos con dietas altas en sal y sedentarios, mostraron empeoramiento de la función cognitiva, pero no así nos individuos con dietas altas en sal y alto nivel de actividad física.

Entonces, ¿qué hago con la sal?

Primera recomendación, de libro, reducir el consumo de sal e incrementar la actividad física, en el caso de tener hipertensión.

Una dieta sana para el corazón, también va a serlo para el cerebro.

Fuentes,

Sources:

American Heart Association. The Effects of Excessive Sodium on Your Health and Appearance. http://www.heart.org/HEARTORG/GettingHealthy/NutritionCenter/HealthyEating/The-Effects-of-Excess-Sodium-Infographic_UCM_454384_SubHomePage.jsp

Journal of Nutrition. 2013 Sep;143(9):1406-13. A high-salt diet further impairs age-associated declines in cognitive, behavioral, and cardiovascular functions in male Fischer brown Norway rats. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23864508

Journal of Nutrition in Gerontology and Geriatrics. 2013;32(2):106-21. Dietary habits moderate the association between heart failure and cognitive impairment. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23663211

Neurobiology of Aging. 2012 Apr;33(4):829. Sodium intake and physical activity impact cognitive maintenance in older adults: the NuAge Study. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21855174

Neurobiology of Learning and Memory. Volume 114, October 2014, Pages 10–15. High-salt diet enhances hippocampal oxidative stress and cognitive impairment in mice. http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1074742714000719

Quizás puede interesarte, ¿Qué ocurre cuando tomamos un café?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here