La quinoa es un pseudocereal, es decir, es una semilla que gracias a sus características puede consumirse como un cereal, esto además la hace apta para ser consumida por celíacos.

Es una planta perteneciente a la subfamilia Chenopodioideae de las amarantáceas. Su cultivo se produce desde tiempos antiguos en los Andes, lo que se conoce actualmente como Bolivia y Perú. También se produce en Ecuador, Colombia, Argentina y Chile, así como en Estados Unidos.

¿Por qué sería interesante introducir la quinoa en nuestra dieta?
La quinoa es un alimento muy completo y equilibrado tanto macronutrientes como micronutrientes. Presenta un alto contenido en hidratos de carbono de bajo índice glucémico excelente para deportistas y diabéticos, ya que produce una liberación gradual de la glucosa en sangre sin producir picos de insulina.

En cuanto su contenido en proteínas presenta un contenido superior al resto de cereales por lo que es una buena opción para dietas vegetarianas y/o veganas. Su contenido en grasa también es elevado comparado con otros cereales, principalmente contiene grasa insaturada en forma de omega 3 y 6.

En lo que se refiere a micronutrientes, es una excelente fuente de fibra, así como de minerales y vitaminas tales como Potasio, Magnesio, Calcio, Fósforo, Hierro, Zinc y Vitaminas del grupo B y Vitamina E.

¿Cómo se prepara la quinoa? En cuanto a su preparación es muy sencilla, primero debemos lavar la semilla con ayuda de un tamiz y luego se cuece aproximadamente unos 15 minutos.
Se puede consumir bien en frío en forma de ensalada acompañada de hortalizas y vegetales o bien en caliente salteada y acompañada con algún alimento proteico.

En conclusión, si nunca has consumido quinoa, te animo a que lo hagas y pruebes el “Alimento de los Dioses”

Comentarios