Series en pirámide: juega con la intensidad

1403

Las series en pirámide son una técnica de entrenamiento en la que se trabaja a distintas intensidades dentro de un mismo grupo de series. Es una técnica que puede ser enfocada para trabajar distintos aspectos como pueden ser la fuerza, la resistencia o la hipertrofia. En este artículo, vamos a centrarnos en el trabajo con series en pirámide para la hipertrofia y crecimiento muscular.

Dentro de las series en pirámide, existen diferentes variantes en función de la intensidad y el número de repeticiones:

Pirámide creciente: consiste en comenzar con una intensidad moderada alrededor de 12 o 15 repeticiones e ir incrementando la intensidad conforme vamos avanzando en las series.
Un ejemplo de serie en pirámide creciente: 5 series de 15, 12, 10, 8, 6 repeticiones.

Pirámide decreciente: consiste en comenzar con una intensidad elevada entre 4 o 6 repeticiones e ir disminuyendo la intensidad conforme realizamos series sucesivas. En este tipo de series es importante realizar un buen calentamiento previo con unas series ligeras, ya que al empezar con una elevada intensidad existe más riesgo de lesión.
Un ejemplo de serie en pirámide decreciente: 5 series de 4, 6, 8, 10, 12 repeticiones.

Pirámide doble: consiste en comenzar realizando una serie en pirámide creciente hasta alcanzar la máxima intensidad establecida, una vez en ese punto se inicia una serie en pirámide decreciente hasta volver a la intensidad inicial.
Un ejemplo de serie en pirámide doble: 5 series de 12, 10, 8, 10, 12 repeticiones.

• Pirámide inclinada: se trata de una variante de la pirámide doble, en la que se busca una mayor potencia en la última serie para un mejor bombeo muscular y congestión. Consiste en realizar una serie en pirámide creciente y una vez alcanzada la intensidad máxima deseada, se reduce la intensidad hasta un nivel moderado-bajo.
Un ejemplo de serie en pirámide inclinada: 5 series de 12, 10, 8, 6, 12.

Pirámide plana: consiste en comenzar con una serie en pirámide creciente, una vez alcanzada la intensidad querida la mantenemos durante varias series, para finalmente volver a la intensidad inicial en la última serie.
Un ejemplo de serie en pirámide plana: 6 series de 10, 8, 8, 8, 10.

Comentarios